13/05/2013
Conferenciante: ENRIQUE ALVAREZ SOSTRES
Título: HACIA EL UMBRAL DE UN NUEVO TIEMPO EN ASTURIAS
Presentador: ANA MARÍA ORAMAS



El diputado de FORO en el Congreso, Enrique Álvarez Sostres, ha inaugurado hoy el ciclo de conferencias organizado por ‘El foro de FORO’, con una disertación titulada ‘Hacia el umbral de un nuevo tiempo en Asturias’. En ella repasó la trayectoria, el presente y el futuro de FORO y de las circunstancias políticas de Asturias en este tiempo. Afirmó que hay “tres conceptos que cimentan toda nuestra actuación” como partido: “la consideración de que los electores son ciudadanos libres, sujetos de derechos; Asturias; y acción reformista y renovación- Todos los aconteceres políticos demandan nuestra posición, que invariablemente hacemos girar sobre estas tres ideas fuerza, que inervan nuestro partido y lo hace atractivo doctrinalmente”, aseveró Sostres.

 

Se refirió también al PSOE y al PP, de los que dijo que “han perdido sus raíces y con ello la confianza social, como se demuestra en las diferentes encuestas y estudios. Hemos pasado de un PP regenerador a uno mantenedor; de un PP salvador a un PP agresor; de un PP esperanzador a un PP defraudador. Y de un PSOE manipulador de la realidad a un PSOE denunciador de lo que silenció; de un PSOE unitario y nacional a uno federal; de un PSOE de centralismo y dirigismo orgánico, a un PSOE de primarias universales. El ciudadano no sabe hacia dónde se dirige o hacia dónde lo llevan. La lectura del BOE o de los medios se convierte en un acertijo sin esperanza de acierto”. Y añadió que, “en este panorama, nosotros, con nuestros principios, nos fabricamos una coraza intelectual, que nos hace inmunes a nuestros adversarios y enemigos mediáticos, que asisten impotentes a nuestro asentamiento vital y político, a la vez que pierden fuerzas e imagen social, ante su desnudez y escasez de valores”.

 

“Nuestra gran diferencia con los partidos nacionales tradicionales –añadió– es que sus decisiones son, por esencia de principios estructurales, decisiones de carácter nacional. Sus parlamentarios, aun elegidos en esta circunscripción, no pueden utilizar como plataforma su partido para extender la voz de Asturias y sus problemas. Eso afectaría a su propia estructura de partido. Se opondría a su propia razón de ser profunda, más allá de sus liderazgos actuales, pasados o futuros. No quiero realizar argumentos o ejemplos ‘ad hominem’, pero raras han sido las ocasiones en que un diputado o senador del partido que apoya al Gobierno, el PP, haya defendido un tema monográfico de Asturias; o uno del PSOE o de UPyD”.

 

Un nuevo liderazgo para impulsar Asturias

El diputado explicó que “solo soy uno más de los foristas que creímos en un nuevo liderazgo, elegido por nosotros, que impulsase Asturias, desde su secuestro por los corpúsculos de intereses de todo orden. Poco a poco éstos se van desintegrando y desapareciendo de la vida pública, aunque algunos se agarren a la roca, como los ancareños al nacer, tratando de sobrevivir cerca del oropel del poder institucional y económico, tras un rastro de ineficacia, egoísmo, esterilidad y rapiña sin más, que nos han convertido por acción u obstrucción en un páramo salino, similar a como quedó Cartago tras la victoria del romano Publio Cornelio Escipión en Zama”.

 

Afirmó, en este sentido, sobre su partido que: “Por eso justamente fuimos la novedad más importante de año 2011, con nuestra aparición en el panorama político regional y nacional. Nuestro ropaje fue incluso intencionalmente anticonvencional. Nuestro nombre identificativo no es ‘partido político’, sino que utilizamos el clásico de FORO, lugar de encuentro de las gentes sensibilizadas con el debate social, político, económico, industrial científico, educativo, cultural, sanitario. Foro, donde convergen pasado, presente y futuro y que por principio dialéctico, se opone a sedentarismo, apatía, pasividad, y conservadurismo. A semejanza del reformismo de Melquiades Álvarez, gestado en 1912, FORO ha pretendido desde su inicio mover el cansado y obsoleto bipartidismo PP-PSOE, corroído por el parásito de la esclerosis política y la rutina del turno pacifico y de estructura sucursalista en los niveles nacionales y regionales”.

 

La política del Gobierno de la Nación

Sobre el actual Gobierno de la Nación, destacó Sostres que “la confianza entregada por los asturianos y por los españoles el 20 de noviembre del 2011 al Gobierno del PP se debería haber concretado en una política nacional integradora, con mayúsculas, que no divide ni margina; que no origine regiones o lugares de oscuridad; que active un modelo constitucional que nos une y nos iguale, para recuperar nuestra vocación atlántica, abandonada por las cuitas de la Corte de Bruselas”. Pero, “sin embargo, tras el Consejo de Ministros del día 26 de abril, donde el ministro De Guindos colocó la frontera de 2017 como el limes de la esperanza, dando por perdidos el 2013, 2014 y 2015, nos vamos hacia la década perdida”.

 

En este panorama, prosiguió, la oferta de FORO se traduce en: “regeneración del sistema político en sus fundamentos administrativos, afectados por la corrupción, el clientelismo la asimetría de las Autonomías y su deriva a la marginalidad; impulso de los elementos sustentadores de la modernidad de Asturias en sus sectores de producción de riqueza; y emancipación de los asturianos frente a las trabas artificiales, diseñadas para una Asturias secuestrada por los ‘lobbys’ de intereses”. Citando una reciente frase de un articulista asturiano, aseguró que “si no existiera FORO alguien debería inventarlo”.

 

“El enriquecimiento, por tanto, que supuso FORO para la vida política regional, local y nacional es incuestionable. No solo no hemos caído en el olvido que algunos aventuraban inconscientemente, sino que nuestra actividad creadora crece día a día, frente a llamadas de reclutamiento de otras fuerzas que creen que las soluciones a la revitalización de un partido político pasa por efectuar una leva al estilo militar envuelta en una opa hostil de cortas miras o, hace unos días, efectuar llamadas desde la prensa a una política de integración previa, con mando a distancia desde Génova. Bien. Ya despertaran de su error sucursalista”, afirmó el conferenciante.

 

Tras recordar el gran número de intervenciones e iniciativas protagonizadas por los parlamentarios de FORO tanto en la Junta General del Principado como en las Cortes Generales, continuó: “La cuestión sería preguntarse ¿quién representaría aquí, en Asturias el papel de oposición del tripartito si FORO no existiese? Nos llevaría la respuesta al Parlamento anterior al año 2011 y la feliz entente de vida y molicie PSOE-PP, con Ia actitud aplaudidora de IU, grabada en su colección de monolitos disponibles, y con el actual aporte de botijero de UPyD”.

 

La guerra del crecimiento y del empleo

Álvarez Sostres dijo sobre el panorama socioeconómico actual que “el viento desolador de oportunidades de ilusión en el futuro, de esperanza en el liderazgo conductor sobre un camino de espinas, como es el predomino de la terrible cota de desempleo, sobre todo de los jóvenes, asola a los ciudadanos”. Y en este escenario “el Gobierno de los 11 millones de votos tira la toalla. Pierde la guerra del crecimiento y del empleo, en la que no hay heridos ni prisioneros”.

 

“¿Quién no podría pensar ahora que nuestro sistema institucional necesita nuevos liderazgos creativos, desanclados de la acomodación de todos estos años?”, se preguntó el conferenciante, que enumeró una serie de puntos clave que son el nuevo referente de la reflexión política. Entre ellos, “la función y principios sustentadores de la Corona; la organización territorial del Estado; los perfiles éticos y económicos de los partidos políticos; el sistema electoral por el que los ciudadanos eligen a sus representantes; la financiación de las organizaciones empresariales y sindicales y de los propios partidos” y, en nuestra región, “qué soluciones debemos dar a una Asturias comatosa en sus diversos sectores económicos”. Añadió otra cuestión a modo de autorreflexión: “¿Seremos capaces en FORO de ser la respuesta política que demandan los asturianos para liderar un camino de recuperación de nuestros valores como sociedad en el ámbito del Estado español?”.

 

Al respecto, añadió que “no cabe duda que el bipartidismo actual, favorecido por la propia ley electoral, la crisis económica y social y el propio liderazgo de los grandes partidos, ha sido roto por la entrada en liza de formaciones de origen regionalista, al lado de los partidos nacionalistas tradicionales y de opciones políticas de carácter nacional, que penetran con fuerza en la conciencia social, como se ve en las ultimas encuesta con más del 50% de los votos”.

 

En este contexto, prosiguió, “nuestro futuro debiera ser testigo de nuestro papel preeminente en acciones de consenso con otras opciones políticas coincidentes en políticas comunes, que supongan dar un mejor cauce a la expresión de los ciudadanos en las urnas. Pero las políticas de consenso son entre fuerzas singulares, de personalidad propia y objetivos de convergencia compartidos; pero en ambos parlamentos no solo en uno. Y una vez pasadas por sus selecciones internas, y después por el tribunal de la ciudadanía, sus ofertas de soluciones y los liderazgos que las representan. No se plantean por absorción e integración con carácter previo a las urnas”.

 

“Tenemos que tener y mantener algo que tenemos desde el principio: la confianza en lo que vemos, en lo que creemos, en lo que aportamos y podemos aportar. Es nuestra fuerza y virtud”, afirmó el diputado de FORO, que concluyó: “Mi reflexión final es que creo que el futuro es de los que creen en sus sueños, y solo eso condiciona el derecho a juzgar nuestro pasado. Es lo que el compositor Leo Ferré, anuncia poéticamente: Es inútil mirar detrás de ti porque el pasado y el futuro se confunden, así como el día sucede a la noche”.


Compartir noticia por email
Imprimir noticia



C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
 Foro Asturias